sábado, 30 de noviembre de 2013

Dame una flor

Un ricachón conoció a una joven muy linda pero con muy poca cultura. Luego de poca conversación y muchos tragos pasaron una noche apasionada
de máximo placer y al día siguiente el ricachón le dijo a la humilde muchacha:
- Mijita, estoy muy agradecido contigo, pídeme lo que sea que yo te lo doy.
Ella dijo:
- Dame una flor.
El ricachón se conmueve y piensa: ¡Qué ternura!, ¡Cuánta humildad!, Y le pregunta a la muchacha:
- ¿Sólo eso? ¿Cómo la quieres? ¿Una rosa, un clavel?
Y la muchacha le contesta:
- No, quiero una Flor Explorer 4 x 4 del 2006.