domingo, 9 de febrero de 2014

Un olorcito raro...

Un viejo borracho se mete en un bar atiborrado de gente y se sienta
al lado de una mujer mayor. Al cabo de un rato, esta mujer nota un olorcito 
definitivamente sospechoso, y le dice ofendida:
- Perdone, señor, se ha cagado usted ?
- Si, señora. Hics!
- Bueno, y por que no va a lavarse ?
- Hics! Porque no he acabado, señora.